Seguidores

martes, 24 de enero de 2017

CUANDO EL INVIERNO LLEGA

Cuando el invierno llega
El frío adormece el alma,
Y como el erizo cacho,
Enroscarse quiere,
Al  abrigo del amor
Hasta que la primavera llegue.
La escarcha enfría la sangre
Y el corazón se congela
La fuerza de vida se extingue
Como mecha de una vela.
 
No es la estación del invierno,
Con su blanca y pura nieve,
Lo que apaga esa luz
Que mi ilusión mantiene.
Son esas cuatro estaciones
Por las que pasa mi senda
Bella y tierna juventud
Como dulce y florida primavera.
 
Pasiones de enamorada
Sangre ardiendo es el verano
Como ríos desbordados
Que recorriera las venas.
 
Apaciguada la llama
De esa pasión de amores,
Siento, la suave calma del  otoño,
Con sus radiantes colores.
Y se me acerca el invierno
Por el monte de mi vida
El verdor se ha marchitado
Ya se ha secado la ría.
Al mar entregó sus aguas
Trasparentes y cristalinas
En calma o embravecidas
Con más penas que alegrías.
 
Así se pasa la historia
Se eleva en ascenso lento
Que frágil como un cristal
Parece pluma en el viento.

Siento haber estado distante de vuestros espacios en este principio de año.
Por razones varias de nuevo me ausento, no quedéis preocupados necesito un descanso.
Intentare visitaros en estos próximos días, estaremos en contacto a mi regreso.
 
Hace unos días he recibido una muy grata sorpresa, es un honor para mí.
Merece ser expuesta y agradecida debidamente.
Gracias Dulce & Slave.

viernes, 6 de enero de 2017

TE CUENTO

Cada amigo que se va, se lleva un pedacito del alma.
Gracias por tu inesperada llegada, también por tu anunciada retirada.
Todo tiene un principio y un fin, tal vez eso nos da felicidad y pena a la vez, mientras nos ayuda a comprender que no todo es gloria en esta vida. 
No podríamos apreciar o disfrutar de pleno todo aquello que, cuando llega a nosotros, llena nuestra alma de alegría y paz.
 
La música alimenta mi espíritu, que sólo por ti, he aprendido a saborear y apreciar plenamente.
Es tanto, y en tan poco tiempo, lo que hemos compartido, que ha dejado una profunda huella en lo más hondo de mí ser, por eso los recuerdos, a pesar de tristes, son más bellos y valiosos.
 
Si en algo te ofendí, perdón, espero que, al seguir el recorrido de tu camino, sea cual sea, tu alma corazón y mente, se encuentren llenos de Paz.
 
Amado mío te cuento:
Estoy triste y abatida
Por un alma hermosa, ausente,
Una amistad especial
Que apagó mi alegría.
Sé su guía y protector
De su amanecer la luz
Luna de plata en sus noches
Rosa blanca en su jardín
Y el sol radiante de sus días.

Las estrellas de su cielo
El latir de sus entrañas
Trinos de pájaro en vuelo
Música en su corazón
Y agua clara de arroyuelo.
 
Seas la senda florida
Convertida en su camino
Por donde seguros sus pasos
Sigan, gráciles y señoriales,
Cual caballos del Rocío.
 
Nunca le falte la fe
La fuerza y la autoestima
Que no sepa de soledades
De silencios ni mentiras
Y sea, un cauce de aguas vivas.